El Jardín Botánico Nacional de Kirstenbosch una visita obligada

2 min. para leer
Compartir

Situado en Sudáfrica, en Ciudad del Cabo, es un lugar clave para visitar.

A los pies de la Montaña de la Mesa, este jardín cuenta con más de 8.500 especies de plantas sudafricanas y ocupa 532 hectáreas. Fundado en 1913, es uno de los jardines botánicos más conocidos del mundo.

Una colección única

El jardín botánico de Kirstenbosh se ha desarrollado a lo largo de los año, pero fue diseñado inicialmente por el brillante botánico inglés H. Pearson.

Su objetivo para este jardín era crear el primer jardín botánico del mundo que albergara toda la flora de Sudáfrica en un solo lugar.  Este lugar reúne, protege, exhibe y conserva 7000 especies diferentes.

Este jardín es posible gracias a su ubicación clave. Las montañas rodean el jardín, lo que permite proteger la vegetación del viento y crear un clima ideal. El jardín ocupa 36 ha y está rodeado por un paisaje salvaje de 500 ha. Este parque silvestre está dotado de muchas rutas de senderismo que le permitirán pasear y disfrutar de esta relajante experiencia.

Al caminar por el parque, encontrará cascadas, senderos de piedra, caminos de tierra y no podrá resistirse a escuchar el piar de los pájaros que añade una dimensión mágica a este jardín.

Una variedad espectacular

El Jardín Botánico Kirstenbosh está dividido en varias áreas de jardín organizadas temáticamente. Estas zonas le ayudarán a comprender la diversidad de las plantas, sus usos, y le facilitarán la visita.

Encontrará un jardín medicinal con muchas plantas utilizadas para diferentes tratamientos medicinales, el jardín de Gondwana, donde podrá admirar árboles y plantas que datan de hace más de 200 millones de años, o un jardín de plantas anuales, esculturas, proteáceas o flora local.

Una de las zonas más populares es el Jardín de las Fragancias.

En este jardín encontrará las flores más aromáticas con olores excepcionales que le permitirán disfrutar del jardín de una manera única. También hay un camino en braille que permite a las personas con discapacidad visual disfrutar de la belleza de estos jardines.

En definitiva, al visitar este jardín seguro que se deslumbrará con una diversidad excepcional.

2 min. para leer
Compartir